SoCalGas - Bombeo de aguas municipales

Bombeo de aguas municipales

¿Por qué elegir un motor de gas natural?

Costos de operación reducidos

Los motores de gas natural son considerablemente más económicos en su operación que los motores eléctricos, casi un 30-40% menos durante las horas punta y las horas semipunta debido principalmente a la eliminación de los cargos por demanda de electricidad en esos momentos. Con el objeto de maximizar los ahorros y proporcionar una alta confiabilidad del sistema, los sistemas híbridos con ambos motores ofrecen beneficios significativos. Estos sistemas permitirán que las unidades eléctricas operen en la noche, cuando la demanda de electricidad es baja y la energía es barata, mientras los motores funcionan durante el día cuando la electricidad está a un precio elevado. No sólo se lograrán ahorros durante todo el día en las instalaciones, sino que además habrá una redundancia inherente de combustible en el sistema de bombeo.

Beneficios del bombeo de velocidad variable

Los motores son inherentemente capaces de variar su velocidad de operación, lo que puede generar ahorros de energía por cargas parciales. Un motor puede ser programado fácilmente para mantener una velocidad específica añadiendo de forma automática más aire de combustión y combustible (similar a un coche en control de crucero, que mantiene una velocidad constante incluso cuando va cuesta arriba). Para que un motor eléctrico varíe su velocidad, debe estar equipado con un variador de velocidad ajustable, el cual puede aumentar bastante el costo del sistema del motor.

Recuperación de calor

La capacidad de recuperar la energía térmica producida por un motor puede mejorar significativamente la economía de un proyecto. Casi el 50% del contenido de calor del combustible de alimentación puede ser recuperado del agua de enfriamiento de las camisas de agua y de los gases de escape. Eso es como reducir a la mitad el precio del combustible para esa carga incremental, por no mencionar el consiguiente aumento de la eficiencia general del sistema. Se pueden recuperar cerca de 200°F del agua de salida de las camisas del motor y una temperatura de energía más alta, de 700°F a 1000°F, de los gases de escape. Ciertos procesos industriales, como el calentamiento del agua de aporte de las calderas, la refrigeración por absorción, etc., son excelentes candidatos para funciones de recuperación de calor. Los sistemas de deshumidificación desecante que puedan utilizar el calor del motor pueden ser viables para reducir la humedad y la condensación en las plantas de aguas residuales.