Consulte nuestra videoteca de videos complementarios

Inspección superficial de gasoductos: Se realizan patrullajes de gasoductos una o dos veces al año, dependiendo de la ubicación de la instalación, para buscar indicios de fugas de las tuberías, marcadores faltantes de la ubicación de los gasoductos, actividades de construcción y otros factores que podrían representar una amenaza para el gasoducto.

Mantenimiento de la protección catódica: Los gasoductos que cuentan con protección catódica se supervisan anualmente para verificar que el sistema de protección catódica funcione adecuadamente. Las tuberías superficiales se inspeccionan para detectar corrosión por lo menos una vez cada tres años. La protección catódica es una tecnología que usa corriente eléctrica continua para contrarrestar la corrosión externa de un gasoducto de metal. La corrosión externa de los gasoductos se controla por medio del recubrimiento todos los gasoductos y mediante el uso de sistemas de protección catódica.

Ubicar y marcar los gasoductos de distribución: La ubicación de los gasoductos de distribución se localiza y marca cuando se lleva a cabo cualquier actividad de excavación en la cercanía de los gasoductos. El Servicio de Alerta Subterránea (Llame al 811 Antes de Excavar) avisará a sus miembros que se llevará a cabo actividad de excavación, y según el código de gobierno 4216, localizaremos y marcaremos la ubicación de nuestros gasoductos. Además, un equipo de distribución de SoCalGas® estará al pendiente durante la actividad de construcción.

Pruebas de detección de fugas móvil (Líneas de distribución): SoCalGas realiza pruebas de detección de fugas en sus gasoductos, usando detectores de gas combustible a frecuencias especificadas. Los detectores ópticos de metano y el equipo infrarrojo Dectopack se preparan en los vehículos de la empresa y se conducen sobre las líneas de distribución para detectar cualquier fuga de gas natural. Cualquier fuga detectada se prioriza, se supervisa continuamente y se repara inmediatamente.

Válvulas de control remoto: El sistema de SoCalGas contiene alrededor de 700 válvulas en los gasoductos de distribución que nos permiten controlar el flujo del gas natural o, de ser necesario, cerrar el flujo de gas natural en un gasoducto. El sistema de válvulas nos permite aislar porciones de nuestro sistema para llevar a cabo mantenimiento rutinario o reparar fugas. Las válvulas se pueden abrir o cerrar manualmente y algunas se pueden controlar de forma remota.

Mantenimiento de válvulas: Las válvulas que son esenciales para el aislamiento de un segmento de los gasoductos se inspeccionan una vez por año natural y se les da servicio para asegurar su adecuada lubricación, la operación de las válvulas y la identificación adecuada de las mismas.

Servicio y operación de las válvulas: Las válvulas que son esenciales para el aislamiento de un segmento de gasoducto se inspeccionan una vez al año y se les da servicio para asegurar su adecuada lubricación, la operación de las válvulas y la identificación adecuada de las mismas.

Mantenimiento e inspección de bóvedas: SoCalGas realiza mantenimiento e inspección de rutina de todas las bóvedas subterráneas dentro del área de servicio, que por lo general contienen equipos que regulan o limitan la presión. La inspección incluye la operación adecuada del equipo de ventilación, las condiciones estructurales y la corrección de presencia de agua, basura u otras sustancias extrañas.