El gas natural puede obtenerse de fuentes renovables

Aprenda sobre las tecnologías de gas natural que pueden convertir el desperdicio en una fuente de energía renovable.

La electricidad se genera a partir de distintas fuentes, como el carbón, la energía nuclear, la solar, etc. El impacto ambiental depende de la forma en la que se genere. Lo mismo pasa con el gas natural, que básicamente es metano. Debido que el metano proviene de la descomposición de materia orgánica, existen otras formas de generar gas natural diferentes a la extracción subterránea.

Los productos de desechos orgánicos de los vertederos, el tratamiento de aguas residuales, las granjas y las centrales lecheras pueden adaptarse para producir biogás, un gas limpio y renovable que hace que el gas natural sea aun más limpio. Los estudios indican que tan solo los desechos orgánicos podrían suministrar hasta el 20 por ciento de nuestra demanda actual de gas natural, si estos se convirtieran en metano. Y con los cultivos sembrados especialmente, los estudios muestran que podemos producir un 20 por ciento adicional de nuestro gas a partir de esta fuente renovable. Eso significa que hasta el 40 por ciento de nuestro suministro de gas natural podría obtenerse a partir de fuentes renovables.

California podría producir al año casi 3 mil millones de pies cúbicos de gas natural renovable solamente a partir de los desechos orgánicos. En vez de tirar esa basura en los vertederos de residuos sólidos o de quemarla, California podría utilizarla para generar suficiente electricidad renovable necesaria para entre 2 y 3 millones de hogares, o suficiente para remplazar el 75 por ciento de todo el diésel utilizado por los vehículos automotores en California.*

Courtesy of the American Gas Association.

Carbono neutral

De hecho, el biogás que producimos a partir de los desechos de comida y plantas tiene un valor NEGATIVO en la intensidad del carbono; eso significa que utilizar el biogás que se produce a partir de los desechos de comida y plantas no solo tiene cero emisiones, ¡sino que de hecho limpia el carbono del aire!