Aprenda sobre las causas del monóxido de carbono y lo que puede hacer para prevenir la intoxicación por monóxido de carbono.

¿Qué es el monóxido de carbono?

El monóxido de carbono (CO) es un gas peligroso que usted no puede oler, probar o ver. Se produce cuando los combustibles a base de carbono, tales como queroseno, gasolina, gas natural, propano, carbón o madera se queman sin suficiente oxígeno, lo que provoca una combustión incompleta.

¿Qué genera monóxido de carbono?

En el caso de los aparatos de gas natural, esto puede ser causado por una instalación inapropiada, un mantenimiento deficiente, un uso inadecuado o fallas de los aparatos.

Intoxicación por monóxido de carbono

El monóxido de carbono puede acumularse en una casa u otra estructura cuando los aparatos de gas no funcionen correctamente o cuando los gases de combustión no se ventilen con seguridad hacia el exterior. La inhalación de monóxido de carbono puede desplazar el oxígeno en la sangre, lo cual causa intoxicación por monóxido de carbono. Los casos graves de intoxicación por monóxido de carbono pueden ser letales.

Síntomas por intoxicación por monóxido de carbono

Las etapas de la intoxicación por monóxido de carbono producen síntomas inexplicables, como:

  • síntomas repentinos parecidos a la gripe
  • dolores de cabeza, dificultad para respirar, fatiga
  • náusea o vomito
  • mareos, aturdimiento, confusión mental, somnolencia
  • latidos cardiacos rápidos o agitados
  • pérdida de la consciencia

Señales del monóxido de carbono

Estas son algunas de las señales más comunes del monóxido de carbono:

  • Una llama del quemador de un aparato de gas natural que sea amarilla, grande e inconstante (con excepción de los leños decorativos).
  • Un olor inusual y acre cuando el aparato está en funcionamiento. Esto puede indicar la creación de aldehídos, un subproducto de la combustión incompleta.
  • Náuseas, aletargamiento o síntomas gripales inexplicables.

Qué hacer si se sospecha la presencia de monóxido de carbono

Si cree que puede haber monóxido de carbono en su hogar u oficina, haga lo siguiente:

  • Si es seguro hacerlo, apague de inmediato el aparato sospechoso y abra la ventana para ventilar el área.
  • Evacue el edificio y no deje que nadie regrese sino hasta que sea seguro hacerlo.
  • Llame al 911 y busque atención médica inmediata si alguien experimenta algún síntoma de intoxicación por monóxido de carbono.
  • Póngase en contacto con nosotros al 1-800-427-2200 o con un profesional calificado de inmediato para que se revise el aparato de gas.
  • No utilice el aparato sospechoso sino hasta que haya sido inspeccionado, se le haya dado mantenimiento y se haya determinado que es seguro.

Cómo prevenir el monóxido de carbono

Para mantener sus aparatos de gas natural funcionando de forma segura y eficiente, asegúrese de revisarlos cada año (ya sea con SoCalGas o un profesional calificado y con licencia). Si no se efectúa el mantenimiento anual, es posible que el aparato no funcione de manera eficiente y, en algunos casos, esto podría causar una exposición peligrosa al monóxido de carbono.

Estos son algunos consejos adicionales para prevenir el monóxido de carbono:

  • Pase la aspiradora en los compartimientos de los quemadores u hornallas, e inspeccione y reemplace los filtros de las calderas y los calefactores en las unidades de aire a presión o los sistemas de calefacción central de acuerdo con las instrucciones del fabricante.
  • Asegúrese de reemplazar adecuadamente los paneles frontales de las unidades de aire a presión o el compartimiento de los quemadores de una caldera o calefactor de pared a gas natural.
  • Nunca coloque nada que pueda interferir con la circulación normal del aire cerca de un aparato de gas natural.
  • Asegúrese de que la ventilación del aparato esté intacta y sin obstrucciones. Haga reparar todos los aparatos de gas natural y los conductos/rejillas de ventilación por un profesional calificado.
  • En áreas de mayor altitud, donde pueda acumularse nieve en los techos, asegúrese de que los conductos/rejillas de los aparatos de gas natural no tengan obstrucciones.
  • Cuando utilice una chimenea de gas natural, asegúrese de que el regulador de tiro esté abierto. Nunca use un horno de gas natural para calentar su hogar.
  • El mantenimiento de los aparatos de gas natural es siempre responsabilidad del propietario de la casa. Sin embargo, estaremos encantados de revisar la seguridad de los aparatos si así lo solicita.

Alarmas del monóxido de carbono

La Ley de Prevención de Intoxicación por Monóxido de Carbono de California de 2010 exige que todas las propiedades residenciales con un aparato de combustible fósil de calentamiento, chimenea o garaje adjunto estén equipadas con una alarma de monóxido de carbono aprobada en cada área para dormir y en cada nivel de la casa.

Las alarmas de monóxido de carbono pueden brindar un excelente nivel de seguridad, pero también requieren mantenimiento y reemplazo al menos cada tres o cinco años para que funcionen correctamente. Aunque tenga alarmas, seguirá siendo necesario realizar el mantenimiento de los aparatos de gas natural. El mantenimiento de inspección y rutina siguen siendo una defensa efectiva contra la intoxicación accidental por monóxido de carbono provocada por aparatos de gas natural.