Cómo contratar a un contratista

Ahora que ha tomado la decisión de empezar a ahorrar dinero al realizar mejoras de eficiencia de energía en su casa, es tiempo de encontrar un contratista calificado para que el trabajo se haga de manera profesional.

Antes de que se apresure y contrate el primer contratista que encuentre, tómese un minuto para leer sobre todas las cosas que deberá considerar al contratar a un contratista.

Asegúrese de que estén certificados

Por lo general, los contratistas de California están obligados por ley a contar con una licencia otorgada por la Junta Estatal para el Otorgamiento de Licencias a Contratistas para brindar ese tipo de servicios. Cuando se entreviste con los contratistas, exíjales que le muestren su tarjeta de identificación emitida por la Junta Estatal para el Otorgamiento de Licencias a Contratistas de California. Es buena idea verificar esto con su Junta Estatal para el Otorgamiento de Licencias a Contratistas* o llamando al 1-800-321-2752.

Pida referencias y presupuestos

Pida referencias a amigos y familiares. No dependa únicamente de la Sección Amarilla para obtener referencias. Entreviste al menos a tres contratistas y solicíteles un presupuesto para poder comparar. Verifique los antecedentes del contratista en trabajos que haya realizado con anterioridad.

Seguro

Asegúrese de que el contratista cuente con seguro contra todo riesgo y seguro de accidentes laborales para sus empleados. Esta clase de seguros le permite estar protegido mientras se realice el trabajo.

Contratos por escrito

Insista en firmar un contrato por escrito que detalle las marcas, los números de los modelos del fabricante y todas las especificaciones que resulten pertinentes. También debería estipular la fecha de finalización programada y un acuerdo por parte del contratista y de cualquier subcontratista de dejar todo en orden una vez que finalice el trabajo. También deberían incluirse todas las demás condiciones particulares.

Pagos al contratista

Asegúrese de que el contrato incluya un plan de pagos por el trabajo completo. Acuerde los pagos con el contratista de forma tal que, si fuera necesario, el pago inicial no sea superior al 10% del total del contrato o $1,000 (lo que sea menos). Asimismo, sólo pague por trabajos que hayan sido realizados: ¡nunca pague por adelantado! Y recuerde, el plan de pagos estipulado en el contrato debe estar expresado en dólares y centavos, no en porcentajes.

Subcontratistas y proveedores

En ocasiones, los contratistas pueden utilizar subcontratistas o proveedores externos para ayudarles a terminar su proyecto. No realice ningún pago final hasta que haya visto los recibos de las facturas pagadas por el contratista, o los justificantes escritos, que prueben que ha pagado los materiales y la mano de obra correspondientes al trabajo realizado.

Aun cuando usted le haya pagado al contratista principal según lo acordado, si él no paga a algún subcontratista o a los proveedores, es posible que usted deba asumir la responsabilidad de tener que costear el trabajo o los materiales suministrados por estos. Usted se enfrenta al riesgo potencial de sufrir una demanda contra su propiedad (basada en un derecho prendario preferente del constructor) si ha recibido una notificación preliminar por parte de un subcontratista o un proveedor.

Cambios de contrato

Una vez que usted haya firmado un contrato, asegúrese de que todo cambio que surja en el mismo se haga constar por escrito y esté firmado por el contratista.

Los ahorros de energía reales obtenidos en cada instancia dependen de una serie de factores, que incluyen la ubicación geográfica, las condiciones climáticas, los equipos instalados, los promedios de uso, etcétera. Tomar múltiples medidas de ahorro de energía no significará necesariamente acumular ahorros. Todas las devoluciones otorgadas están sujetas al cumplimiento de las reglas de calificación vigentes. Algunos programas de descuentos pueden ser modificados por la Comisión de Servicios Públicos de California (California Public Utilities Commission, CPUC) y están sujetos a la disponibilidad de fondos.